De nuestros estatutos.

El Seminario Mayor Interdiocesano "Cristo Rey", situado en Montevideo, Uruguay, es una comunidad humana, eclesial y educativa a la que la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) le ha confiado la tarea de formar a los futuros pastores del pueblo de Dios (cf. PDV 60-61; OT 4).
Fue erigido el 21 de febrero de 1880 por el Siervo de Dios Mons. Jacinto Vera, primer Obispo del Uruguay.
La finalidad de este Seminario es la formación integral de los futuros pastores de las Iglesias locales del país.

viernes, 26 de febrero de 2010

Ejercicios Espirituales.



Desde el domingo 21 al viernes 26 de febrero participamos de un retiro en nuestra casa, predicado por el Rector del Seminario de Asunción del Paraguay, el Pbro. César Villagra. Al final del mismo nos dejó la siguiente reflexión:
"Pienso que podemos sintetizar la reflexión de este retiro espiritual, que hemos tenido desde el domingo 21 a la noche hasta hoy viernes 26, con estas dobles características del ministerio sacerdotal de Jesús: ser digno de fe y misericordioso. Jesucristo que es Sumo Sacerdote es digno de fe, digno de crédito, confiable, fiable, autorizado por Dios; y misericordioso; y estamos llamados a ejercer nuestro ministerio sacerdotal dentro de esta comprensión del sacerdocio.
Es decir, debemos configurarnos con Cristo, lo cual significa que tenemos que llegar a ser también nosotros sacerdotes creíbles, sacerdotes autorizados, que la gente tiene que ver en nosotros la presencia de Cristo Sacerdote, Pastor, también Maestro que enseña y Cristo misericordioso, es decir, que también está en medio del pueblo, que comparte con la gente, que le lleva a los creyentes, a los no creyentes, y a los alejados la Palabra de Dios, que está en medio de ellos como sacerdote, con esta identidad propia de Cristo. Pienso que sólo de este modo podemos hacer presente el Reino de Dios en una sociedad y un mundo que tiene necesidad de Dios, que tiene necesidad realmente de encuentro con el Señor".

1 comentario:

  1. LA PAIDEÍA DE CRISTO: La cuaresma es tiempo de meditación, ejercicios espirituales y rectificación: __La paideía griega tenía como propósito educar a la juventud en la virtud mediante la práctica continua de ejercicios espirituales. El educador, más que informar trataba de prevenir y curar las enfermedades del alma, motivando a los participantes a ejercitarse en la virtud mediante discusión de casos y ejemplos prácticos de los diferentes aspectos o categorías axiológicas. La vida, ejemplo y enseñanzas de Cristo coincide cien por ciento con el currículo de la filosofía griega como educación para la sabiduría (cuidado de la verdad), cura del alma (nociones de espiritualidad, cultivo de sí), y el objetivo de la paideía griega (transformar a sus seguidores). Y por su autentico valor pedagógico, el apóstol Felipe (Evangelio Apócrifo) introdujo en el pueblo griego la paideía de Cristo, posteriormente enriquecida por San Basilio, San Gregorio, San Agustín y San Clemente de Alejandría, con el currículo y la metodología de los filósofos greco romanos (Aristóteles, Cicerón, Diógenes, Platón, Séneca, Sócrates, Marco Aurelio,,,) necesarios para inducir transformaciones buenas y convenientes para si mismo y la sociedad practicando las virtudes opuestas a los defectos encontrados en el fondo del alma a fin de adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos)__ Meta que no se ha logrado debido a que el Antiguo Testamento y su teología fantástica, al apartar la fe de la razón, castra mentalmente a sus seguidores, extraviándolos de la paideía de Cristo al desviarlos hacia la ecumene abrahámiaca que conduce al precipicio de la perdición eterna (muerte espiritual). Es tiempo de rectificar y retomar la paideía de Cristo sin judaísmo, separando el Antiguo Testamento de nuestra fe, que ha impedido a los cristianos alcanzar la trascendencia humana patente en Cristo y la sociedad perfecta (reino de Dios). Pierre Hadot: Ejercicios Espirituales y Filosofía Antigua. Editorial Siruela. http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.