De nuestros estatutos.

El Seminario Mayor Interdiocesano "Cristo Rey", situado en Montevideo, Uruguay, es una comunidad humana, eclesial y educativa a la que la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) le ha confiado la tarea de formar a los futuros pastores del pueblo de Dios (cf. PDV 60-61; OT 4).
Fue erigido el 21 de febrero de 1880 por el Siervo de Dios Mons. Jacinto Vera, primer Obispo del Uruguay.
La finalidad de este Seminario es la formación integral de los futuros pastores de las Iglesias locales del país.

lunes, 28 de junio de 2010

Cartelera: 70 veces 7.

Compartimos un nuevo trabajo de nuestro equipo de carteleras.
Si bien la idea original pertenece a Siro López, trabajo que aparece en la Revista Ars Sacra nº37 del 2006, es de destacar el paciente labor de nuestros compañeros para lograr este rostro en base a sietes de papel. Realmente admirable. Como para pensar aún más esta frase de Jesús.


Vigilia vocacional: Esquema para la adoración eucarística.

 Compartimos el esquema que se utilizó en la Adoración Eucarística de la Vigilia arquidiocesana de oración por las vocaciones; preparado en base a textos de los Padres Carlos Silva (Diócesis de Salto) y Martín Daniel González (Arquidiócesis de Corrientes, Argentina).


Esquema para la Adoración Eucarística en la Vigilia Vocacional.

- Canto mientras se expone el Santísimo. “Cantemos al Amor de los amores”.

1) Dios es fiel. Su fidelidad es amor que no se agota en sí mismo, sino que sale al encuentro del otro. Es amor de misericordia, amor sólido, que persevera en el tiempo. También es verdad y coherencia consigo mismo; aunque nosotros seamos infieles, el permanece fiel. Dios no puede dejar de amarnos incondicionalmente. Además porque es fiel nos tiene paciencia y nos espera, nos “da tiempo”.

Dios es siempre fiel a sus promesas, siempre las cumple, eso exige que nosotros, para ser imagen de Él, debamos ser fieles en todo, sobre todo a lo que Él nos pide. Y lo que nos pide quedó claro en lo que nos dijo Jesús: “Amar a Dios y al prójimo”. Tan simple parece, pero a la hora de ponerlo en práctica cuesta tanto, porque el mundo nos invita a otra cosa, totalmente contraria; nos invita a intentar desplazar a Dios de su lugar, y para esto aprovecharnos de todo y de todos sin la más mínima consideración. Ser fieles a Dios significa jugarnos por el estilo de vida que nos enseñó Jesús; significa ser cristianos en serio, en todo momento y lugar, a lo largo de toda nuestra vida, sin recortes ni medias tintas.

Preguntas a reflexionar y rezar:

a) ¿Me siento amado y aceptado por Dios tal como soy? Pensemos en su amor fiel a lo largo de toda nuestra vida y démosle gracias.

b) ¿Y cómo estoy en mi amor hacia Dios y hacia mis hermanos? Presentémosle al Señor y dejemos en sus manos todo lo que nos hace difícil ser fieles a ese amor.

- Silencio.

- Canto: “Tu fidelidad es grande”.

2) Ser fiel es, más o menos, lo mismo que ser coherentes: con uno mismo, con lo que decimos a los demás y, sobre todo, con lo que creemos de Dios; si creemos en un Dios que es Amor, vivir fielmente sería vivir agradeciendo constantemente su amor, esto es vivir pensando en positivo, totalmente seguros de que Dios en su infinito amor, nos cobija a cada momento. Si creemos en un Dios que creó a todos y ama a todos, y nos pide por medio de su Hijo que nos amemos los unos a los otros, la actitud fiel será imitar su amor y amarnos los unos a los otros. La fidelidad no es decisión sólo de un momento, sino de cada segundo, en cada acción, pensamiento o palabra, allí se juega nuestro ser fieles… Dios mismo sostiene nuestra fidelidad; porque Dios es fiel, nos regala ser fieles.

Preguntas:

a) ¿Soy coherente en mis actitudes hacia los demás? Ponemos en sus manos nuestra situación, dificultades y alegrías.

b) ¿Confío en Dios? ¿Vivo confiado en que Él nos sostiene? ¿Estoy convencido de que Él nos acompaña siempre, aunque a veces no nos demos cuenta de su Presencia, o aunque a veces nosotros “le escapemos”?

- Silencio.

- Canto: “Getsemaní”.

3) Del Evangelio según San Juan (15, 9-17).

“Yo los he amado a ustedes como el Padre me ama a mí: permanezcan en mi amor. Si guardan mis mandatos, permanecerán en mi amor, así como yo permanezco en el amor al Padre, guardando sus mandatos.

Yo les he dicho todas estas cosas para que en ustedes esté mi alegría y la alegría de ustedes sea perfecta. Mi mandamiento es éste: Ámense unos a otros como Yo los he amado. No hay amor más grande que éste: dar la vida por sus amigos.

Ustedes son mis amigos si cumplen con lo que les mando.

Ya no los llamaré servidores, porque un servidor no sabe lo que hace su patrón. Les digo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que aprendí de mi Padre.

Ustedes no me eligieron a mí. Soy Yo quien los eligió a ustedes y los he puesto para que vayan y produzcan fruto, y ese fruto permanezca. Y quiero que todo lo que pidan al Padre en mi nombre, Él se lo dé.

Éste es mi mandamiento: que se amen unos a otros”.

Silencio.

Jesús es nuestro modelo de fidelidad. Él fue fiel a la Voluntad del Padre hasta el final, hasta dar su vida por amor a nosotros. Y porque me ama fielmente, incondicionalmente y hasta las últimas consecuencias, me llama e invita a vivirlo y testimoniarlo.

Porque Él es fiel, sostiene nuestra fidelidad. ¡Ser fieles es posible! Porque Él lo hace posible, porque Él nos sostiene.

Aprovechemos este último momento para ponernos en sus manos, tal como somos, con todo lo que traemos, alegrías tristezas, preocupaciones, cansancios, esperanzas, ilusiones… pidámosle que nos ayude a experimentar su cercanía, su amor que es fiel hasta las últimas consecuencias. Pidámosle que nos regale la gracia necesaria para ser fieles y permanecer en su Amor.

Canto: "El alfarero".

- Oración por las vocaciones.

Señor Jesús, que nos recomiendas pedir al dueño de la viña que envíe operarios a su cosecha, dígnate multiplicar las vocaciones sacerdotales, religiosas, de institutos seculares y laicos comprometidos en el Uruguay, para que viviendo en santidad y entrega merezcan, con el don de la perseverancia, ser los dispensadores del Evangelio del amor y la justicia.

Te lo pedimos por tu Santísima Madre, que lo es también nuestra, la Virgen de los Treinta y Tres, Patrona de nuestra Patria.

Amén.

- Bendición.

- Canto de envío. “Consolad a mi pueblo”.




Reflexión sobre la fidelidad.


Compartimos la siguiente reflexión sobre la fidelidad, preparada por la Hermana Fátima Godiño, Misionera Franciscana del Verbo Encarnado, y que compartimos en la Vigilia Arquidiocesana de oración por las Vocaciones.
A dicho encuentro, realizado en la parroquia San Antonio y Santa Clara (Capuchinos), asistieron cerca de ochenta personas entre las que se encontraban sacerdotes, religiosos, religiosas, laicas consagradas, seminaristas y jóvenes laicos provenientes de distintas zonas.
Fue un encuentro fraterno, que se destacó por la comunión que se percibía entre los participantes, y que se volvió aún más profunda en el momento de la Adoración Eucarística.



Benedicto XVI, quienes responden a Cristo entran en una nueva libertad.


Ángelus: Benedicto XVI destaca que quienes responden a la llamada de Cristo, a pesar de las grandes renuncias que realizan en sus vidas, entran en una nueva dimensión de la libertad.


www.photovat.com

Domingo, 27 jun (RV).- Benedicto XVI ha dedicado hoy su alocución antes del Ángelus a quienes responden a la llamada de Cristo, que a pesar de las grandes renuncias que realizan en sus vidas, entran en una nueva dimensión de la libertad que consiste en estar al servicio los unos de los otros. “Libertad y amor coinciden –ha subrayado el Pontífice- al contrario que cuando se obedece al propio egoísmo te conduce a la rivalidad y a los conflictos”.

Las lecturas bíblicas de la Santa Misa de este domingo han dado la oportunidad al Papa para retomar el tema de la llamada de Cristo y sus exigencias. Un tema en el que ya había insistido el Santo Padre hace una semana con ocasión de las ordenaciones de los nuevos presbíteros de la diócesis de Roma.

“Quien tiene la suerte de conocer a un joven que deja a su familia de origen, los estudios o el trabajo para consagrarse a Dios, sabe bien de qué se trata, porque tiene ante sí un ejemplo viviente de respuesta radical a la vocación divina. Esta es una de las experiencias más bellas que se experimentan en la Iglesia: ver, palpar la acción del Señor en la vida de las personas; percibir que Dios no es una entidad abstracta, sino algo tan grande y fuerte que satura el corazón del hombre, una Persona viviente y cercana, que nos ama y quiere ser amada”.

Benedicto XVI ha recordado varios episodios evangélicos donde Jesús advierte a quienes quieren seguirlo que no tendrán una morada fija, ni pueden volverse atrás, además de un corte radical con los nexos familiares. “Unas exigencias que pueden parecer demasiado duras – ha dicho el Papa- pero que en realidad expresan la novedad y la prioridad absoluta del Reino de Dios que se hace presente en la persona misma de Jesucristo”.

Como ha explicado el Santo Padre “se trata de esa radicalidad debida al Amor de Dios, al que Jesús mismo, en primer lugar, obedece. Quien renuncia a todo, incluido a sí mismo, para seguir a Jesús, entra en una nueva dimensión de la libertad que consiste en estar al servicio los unos de los otros. Libertad y amor coinciden. Por el contrario, obedecer al propio egoísmo sólo conduce a rivalidad y conflictos”.

Después del rezo mariano del Ángelus, el Papa ha recordado que esta mañana en Líbano ha sido proclamado beato Estéphan Nehmé, religioso de la Orden Libanesa Maronita, que vivió en Líbano entre finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX. “Me alegro de todo corazón, con los hermanos y hermanas libanesas -ha dicho el Santo Padre- a quienes confío con gran afecto a la protección del nuevo beato.

“Nosotros estamos llamados a seguir a Jesucristo porque estamos bautizados. Estamos invitados, pues, a orientar nuestros recursos humanos y espirituales hacia Dios, buscando vivir bajo la dirección de su Espíritu. Que la Virgen nos ayude a arraigar todavía más nuestra existencia a Dios, manantial de la verdadera felicidad y de la alegría perfecta. Buen domingo y buena peregrinación a todos”.

Asimismo, Benedicto XVI ha recordado también, que en este domingo que precede a la solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo, se celebra en Italia y también en otros países, la Jornada de la Caridad del Papa. “Expreso mi más viva gratitud -ha dicho- a cuantos, con la oración y las ofrendas, sostienen la acción apostólica y caritativa del Sucesor de Pedro en favor de la Iglesia Universal y de tantos hermanos cercanos y alejados.

Luego el Pontífice ha saludado también en otros idiomas. Este ha sido el mensaje en español que ha dirigido a los fieles y peregrinos de nuestra lengua presentes en la plaza de san Pedro.

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española, presentes en esta oración mariana, y a todos los que se unen a ella a través de la radio o la televisión. En el evangelio proclamado este domingo, se nos muestra un verdadero programa de vida cristiana y Jesús mismo nos invita a un seguimiento más radical de su Persona, basado en el amor y el servicio. De la mano de la Santísima Virgen María, supliquemos la gracia de entender cada día más esta paradoja evangélica: que sólo el que pierde la vida por Cristo, la gana realmente. Muchas gracias y feliz domingo.
Saludando a los fieles polacos, el Papa les ha deseado unas felices vacaciones. Unos días de descanso para que puedan disfrutar de verdaderos encuentros con la naturaleza junto con los amigos. “Encuentros que lleven a frutos de creatividad humana y que sean una ocasión no sólo para recuperar fuerzas físicas y desarrollar las intelectuales, sino de intenso contacto con Dios, para reforzar la fe”.

Tomado de www.oecumene.radiovaticana.org

miércoles, 23 de junio de 2010

Afiche-invitación a la Vigilia vocacional.

Compartimos con ustedes la alegría de que el Equipo de Pastoral Vocacional de la Arquidiócesis, eligió el siguiente trabajo de nuestro equipo de carteleras, como afiche para la Vigilia vocacional.

Continuadores de la misión evangelizadora de Cristo.


Encuentro de jóvenes y formandos

26 de junio, 18 hs. Canelones 1660 - PP. Capuchinos

Arquidiócesis de Montevideo - Pastoral Vocacional

Junio: Mes vocacional. Invitación para la Vigilia de oración por las vocaciones.


Arquidiócesis de Montevideo

Equipo de Pastoral Vocacional

Hermanas y hermanos en Cristo,

Por la presente los invitamos al encuentro de formandos, que será el sábado 26 de junio de 2010, a las 18 hs, bajo el lema "Fidelidad: don de Cristo", en el marco del Mes Vocacional de Junio. En esta instancia se realizará una Vigilia de oración en la Parroquia San Antonio y Santa Clara, de los Padres Capuchinos (Canelones 1660, esq. Minas) en la que se invita también a jóvenes que deseen acompañar esta velada, junto a seminaristas, religiosas, religiosos y consagrados jóvenes.

Continuadores de la misión evangelizadora de Cristo, queremos ser signo de unidad y comunión. Y siempre el testimonio es germen vocacional; por eso, con mucha alegría los esperamos para orar por las vocaciones en nuestra Iglesia.

El programa es el siguiente:

18:00 hs. Eucaristía

19:00 hs. Bienvenida

20:00 hs. Reflexión

21:00 hs. Adoración

22:00 hs. Cierre

Desde ya, agradeciendo su colaboración y quedando a sus órdenes, les saluda fraternalmente, en Jesús y María,

Pbro. Washington Hernández

Director de Pastoral Vocacional


martes, 1 de junio de 2010

Cartelera de Pentecostés.

Compartimos el excelente trabajo de nuestro equipo de carteleras con motivo de Pentecostés. Un trabajo que se destaca por la dedicación en los detalles. Esperamos que les guste.