De nuestros estatutos.

El Seminario Mayor Interdiocesano "Cristo Rey", situado en Montevideo, Uruguay, es una comunidad humana, eclesial y educativa a la que la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) le ha confiado la tarea de formar a los futuros pastores del pueblo de Dios (cf. PDV 60-61; OT 4).
Fue erigido el 21 de febrero de 1880 por el Siervo de Dios Mons. Jacinto Vera, primer Obispo del Uruguay.
La finalidad de este Seminario es la formación integral de los futuros pastores de las Iglesias locales del país.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Ordenación Diaconal de Gastón Núñez.


El pasado 19 de noviembre en la ciudad de Tacuarembó,  fue ordenado diácono en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, Néstor Gastón Núñez por la imposición de manos de Mons. Julio Bonino. 

La celebración contó con la presencia de muchos de los sacerdotes de la Diócesis y muchos más, que acompañaron su proceso formativo, entre ellos cabe destacar la presencia de el padre Miguel Lemos, párroco de Sauce, quien lo recibió en su comunidad los primeros años de seminario, donde desarrolló su tarea pastoral, y el padre Antonio Bonano párroco de la ciudad de Libertad donde estuvo colaborando hasta este año, su último destino pastoral como seminarista.

La celebración estuvo cargada de alegría y gran emoción de parte de aquellos que vieron crecer a Gastón en esa comunidad,  sus papás fueron quienes hicieron entrega de los ornamentos propios del Diácono, la estola diaconal y la dalmática.

Finalizada la celebración hubo un compartir en el salón de la parroquia, donde compartieron su música músicos de la zona, y donde se destacó la delegación de jóvenes de San José que vinieron a acompañar a Gastón y nos entretuvieron con sus bailes.
Fue una ocasión muy linda donde pudieron encontrarse las distintas comunidades que acompañaron desde todos los puntos de la diócesis, la incorporación de Gastón en la orden de los Diáconos.  

Agradecemos la colaboración del seminarista Nicolás Abreu.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Tomado del blog de la Parroquia de La Barra.

El pasado domingo 20 de noviembre, a las 18 horas, en nuestro Templo Parroquial, presidida por el Obispo Auxiliar de Montevideo, Mons. Milton Tróccoli, se celebró la Eucaristía - en la Solemnidad de Cristo Rey - en la cual fue admitido como candidato a las sagradas órdenes, el seminarista Mathías Soiza López, el cual desde hace casi tres años realiza su entrenamiento pastoral los fines de semana en esta Comunidad Parroquial.

Se reunió una gran Asamblea compuesta por los parroquianos, integrantes de las Capillas de San Antonio y San Luis, los vecinos de la zona de Cabaña Anaya, compañeros del Seminario y muchas amigas y amigos de distintos lugares de la Ciudad.

Fue un hermoso momento lleno de profunda dimensión espiritual en la Celebración, muy animada por los cantos y la participación de los fieles.
Mathías fue interrogado por el Obispo según el rito de admisión y luego incorporado al presbiterio desde donde acompañó la celebración sirviendo al altar.


Al finalizar la Celebración, se compartió un momento fraterno junto a un brindis, durante el mismo se proyectó una presentación de fotos y textos en los cuales se mostró la actividad desplegada por Mathías en nuestra Parroquia en estos tres años de servicio.

Agradecemos a todos los que nos acompañaron expresando la gratitud por el servicio de Mathías y el compromiso de rezar para que Dios le siga sosteniendo en este proposito.

Admisión del seminarista Leonardo Vernazza.



En la mañana del primer domingo de adviento, el seminarista Leonardo Vernazza fue admitido como candidato al Orden Sagrado para la Arquidiócesis de Montevideo, por medio del Obispo Auxiliar, Mons. Milton Tróccoli. La misma se celebró en la parroquia Sagrados Corazones de la calle Possolo, del barrio Las Acacias.

Acompañado por su familia,por las comunidades de Obra Banneux, de la que proviene Leonardo, de Possolo, de San Pedro, y espiritualmente por la de La Teja, y la del Seminario, el mencionado seminarista se comprometió a seguir adelante con la formación, y a fortalecer su respuesta a la vocación que el Señor le regaló.

Fueron significativas las palabras del Pbro. Adolfo Amexeiras, capellán de Obra Banneux, que destacó el regalo que el Señor le hace a una comunidad inserta en un barrio que la prensa estigmatiza como uno de los más inseguros, pero en la que el Señor suscita nuevos brotes, como el pasaje a la Universidad de cinco jóvenes de Banneux, la profesión de los primeros votos de la hermana Verónica (HH. Vicentinas, que atienden la policlínica Santa Rita, de la calle Aparicio Saravia y Enrique Castro, barrio Marconi), y la admisión de nuestro hermano Leonardo.

Fue una celebración sencilla pero muy cálida y sentida. Una vez más el Señor se manifestó presente en medio de su pueblo. 

martes, 8 de noviembre de 2011

Admisión del seminarista Germán Celio.


Compartimos el testimonio de nuestro hermano, Germán Celio, con motivo de su admisión al Orden Sagrado, el pasado 30 de octubre, en Dolores.

Jesús se volvió y, al ver que le seguían, les dice: "¿Qué buscan?" Ellos le respondieron: "Rabbí - que quiere decir "Maestro"- ¿dónde vives?"
Les respondió: "Vengan y lo verán." Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. Era más o menos la hora décima. (Jn 1, 38-39)

Con esta palabra, reflexionábamos junto a los adolescentes el domingo 30 de octubre pasado, en la Jornada Diocesana en Dolores. En ella viví la alegría de ser admitido a las Sagradas Órdenes por parte del Obispo.  Fue un momento de intensidad, de paz, de alegría, en una Eucaristía, vestida de color, de música, de entusiasmo.
Como un regalo de Dios, voy renovando el sí con mayor firmeza, y en este caso con un gesto exterior, decir Sí quiero, al Obispo y en él a la Iglesia de Mercedes.
Me encuentro dentro de este camino de formación, cursando el segundo año de la Teología, el sexto del Seminario.
Cada vez que vuelvo a decir sí, surge en mi la necesidad de afianzarme en el camino recorrido, y en él se muestran muchos rostros de personas que han sido puntales, tanto en el camino de discernimiento previo al Seminario, como en el camino de formación: el Obispo, sacerdotes, diáconos, laicos, y especialmente los adolescentes y jóvenes con los que vengo compartiendo desde hace diez años en diferentes parroquias. Actualmente, acompaño en la actividad pastoral de los fines de semana, a la comunidad de Rosario. También ha sido muy importante en este camino mi familia, con su testimonio y con su apoyo, que han ido madurando en estos años, me han mostrado también la alegría y el amor.

Vengan y lo verán, es el llamado que nuevamente Jesús me hace hoy, y me invita a quedarme con Él. A permanecer en Él, como los sarmientos en la vid. Permaneciendo en Jesús, dejándome podar por el viñador, ofreciéndole los frutos que a Él le pertenecen, encuentro la plenitud de mi vida, y esa es la vida que quiero compartir.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Ordenación sacerdotal de Fernando Romero.



El pasado sábado 24 de setiembre fue ordenado sacerdote, en la catedral de Florida, nuestro hermano Fernando Romero. Compartimos su testimonio vocacional.
“Puedo decir primero que la vocación es un llamado de Dios, el llamado de Cristo que nos llama a seguirlo de una manera especial frente a esta propuesta que te hace de “vengan y vean”, “ven”, “ven  conmigo”, “tengo una misión para vos”, “tengo un camino que mostrarte”,  cada persona responde de acuerdo al sueño que Dios tiene para su vida.
Mi vocación surgió primero en mi familia. Vengo de una familia cristiana, así que mis padres desde niño ya me inculcaron la fe, la oración, el todos los días rezar, entonces como que de niño fui cultivando esa cercanía con Dios, esa cercanía también que me hacía desde adolescente sobre todo preguntarme qué quería el Señor de mi vida, qué quería que hiciera con mi vida, más allá del estudio, más allá de las relaciones de amistad.
En un primer momento fue comenzar a dar catequesis, comenzar a integrarme en la pastoral juvenil,  en los grupos, ir a retiros,  y con el tiempo me fui dando cuenta de que  Dios me pedía algo más, quería algo más de mi vida y sentía que el liceo, los amigos, los encuentros,  no me eran suficientes. Creía que Jesús me pedía algo más y charlando con sacerdotes, haciendo retiros, trabajando en la parroquia, me fui dando cuenta que lo que quería Dios de mí era un sacerdote. Entonces en la vida diaria fui dándome cuenta de que mi vida iba por ese lado, que estando más tiempo en la parroquia era más feliz que mi tiempo en mi familia.
 Releyendo mi vida, y sobre todo mi infancia, me conducía a eso, a ser sacerdote y bueno, con todo lo que eso implica de opciones de dejar cosas, a veces amistades. Empecé a caminar en un acompañamiento hasta que en el año 2003 entré al seminario.
También deseo invitarlos a escuchar al Señor: ¡adelante!, que Cristo nos llama a todos, y a todos nos llama a algo distinto. Si alguno de ustedes siente esta llamada sea a entrar al seminario, sea a formar una familia, hay que animarse porque realmente es muy lindo y Dios te da el ciento por uno; uno le entrega su vida y Él te entrega todo su amor, y eso es lo que  realmente cuenta.” 

lunes, 22 de agosto de 2011

Retiro del Clero de Montevideo en nuestra casa.



Por el Pbro. Enrique Passadore

UN LINDO RETIRO DE NUESTRO CLERO

Encuentro con el Señor y con los hermanos
En la semana que transcurrió desde el lunes 1 1 de al viernes 15 de julio, tuvo lugar en el Seminario Interdiocesano de Rodríguez Correa y Millán, la primera tanda de Ejercicios Espirituales para el Clero, predicado por el P. Rafael Villena de la Diócesis de Talca (Chile).

EL PREDICADOR
El Retiro estuvo predicado por el P. Rafael Villena, del presbiterio de Talca (Chile) de 53 años y 29 de ministerio, quien requerido por ENTRE TODOS nos manifestó:
Estoy dedicado fundamentalmente a cuatro cosas: soy párroco de 12 apóstoles de Talca, acompaño un Hogar de Estudiantes Universitarios, además soy Capellán en una Universidad y religioso.
¿Cómo vino a parar al Uruguay?
En Uruguay nos conocemos con Beto Bodeant, el obispo de Melo, porque con él nos conocimos
hace más de 30 años siendo él seminarista y después vine a su diócesis y a otra diócesis acá en
Uruguay, una experiencia muy linda.
¿Qué ambiente ha encontrado en este Retiro?
Me he encontrado con gente mayor y con gente joven y eso en un presbiterio es un desafío, creo.porque está la sabiduría y la experiencia y por el otro lado está toda la fuerza y el empuje de la renovación, He encontrado muy buen ambiente, todos han sido muy acogedores, muy calurosos y gente con pasión de hacer sus cosas. Me ha llamado la atención mucha gente joven
y ha sidomuypositivo y con los mayores me pareció un buen trato también, una buena comunicación.
¿Qué tema ha enfocado en este Retiro? 
Creo que es el tema de Aparecida, de discípulos y misioneros, pero enfocado a los presbíteros. Los presbíteros, junto con permanecer con el Señor, estamos llamados por Él y enviados por Él. Es necesario desarrollar la conciencia de enviados, no sólo de elegidos. Aparecida nos llama a la conversión personal y pastoral.
Siempre en la Iglesia hemos hablado de la conversión permanente, el deseo de estar volviendo permanentemente al Señor, hasta el instrumento más fino necesita ser fortalecido, hasta el reloj más espectacular del mundo hay que ponerlo a la hora cada cierto tiempo, también nosotros tenemos que recuperar esa sintonía espiritual y esa es la conversión permanente que Aparecida le
agrega los términos personal y pastoral: volver a Jesucristo, volver a las bases de nuestro ministerio y del evangelio. Me parece que es un desafío apasionante en el contexto de América Latina.
¿Qué ha podido ver de nuestra Iglesia estos días? 
Son muy pocos días, pero uno ve gente que está convencida de lo que está haciendo, la Iglesia
uruguaya es muy distinta a cualquier otra Iglesia de América Latina, porque el país es muy distinto.
Uno lo ve desde fuera, más laico digamos, menos religioso y eso es un desafío para el clero apasionante.
Acá socialmente el sacerdote no es lo que puede ser en otros países de América Latina, muy considerado, muy respetado, una autoridad verdaderamente.

LA VALORACIÓN DE LOS EJERCITANTES
El retiro muy bien, para mí siempre es una cita anual de encuentro. de compartir sacerdotal no sólo en conversar sino sobre todo del testimonio que uno recibe de otros hermanos en el sacerdocio, en un contexto de amistad, de acompañamiento, Y también el predicador, un sacerdote que ofrece interesantes estímulos para la oración, para la reflexión, en fin para esa revisión necesaria de nuestro quehacer: Este año para mí es una ocasión especial, porque en la parroquia estoy solo como sacerdote y estando cerca aseguro la celebración de la eucaristía diaria motivando a la pequeña comunidad a rezar por los sacerdotes, por su entrega a Dios, en la Iglesia y la perseverancia.
Bueno, extraño a Brito, a Ramírez, que eran lo que siempre acompañaban, pero están Elizaga
y Techera, en un lindo grupo de sacerdotes jóvenes que acá traen su entusiasmo, su integración al presbiterio. Para mí más todavía, porque después de 26 años de docencia en la Facultad uno los recuerda alumnos unidos por el mismo amor a Cristo, a la Iglesia y ver a algunos cómo se han superado. Ahora somos todos miembros del mismo presbiterio, comprometidos en la misma búsqueda de servicio a Dios en la comunidad. (Pbro. Antonio Bonzani)
Espectacular, realmente fue un tiempo de encuentro con el Señor, también con los hermanos, de manera que he podido rezar. (Pbro. William Bernasconi)
La verdad, que fue un momento muy lindo de encuentro con el Señor, hubieron etapas muy profundas que el predicador nos ha hecho vivir y en esa profundidad uno se siente en un encuentro personal con el Señor que lo ayuda a uno en el camino del ministerio. (Pbro. Robert Silva)
El retiro estuvo muy bueno en verdad, con bastante contenido, no era nada pesado, sino teología
espiritual. Se creó un buen clima entre nosotros en las instancias de poder compartir fraternalmente el ministerio. Personalmente me gustó mucho y me preparó también para la comunidad a la que ahora me toca servir. (Pbro. Raúl Díaz).

Papa llama a seminaristas a no intimidarse por la falta de fe


sábado 20 de agosto de 2011  07:35 AM



"Su corazón ha de ir madurando en el Seminario, estando totalmente a disposición del Maestro. Esta disponibilidad, que es don del Espíritu Santo, es la que inspira la decisión de vivir el celibato por el Reino de los cielos, el desprendimiento de los bienes de la tierra, la austeridad de vida y la obediencia sincera y sin disimulo", dijo el Santo Padre".


Madrid.- El papa Benedicto XVI pidió este sábado a centenares de seminaristas que "no se dejen intimidar" por un entorno en que se "pretende excluir a Dios" y volvió a defender el celibato para los sacerdotes, durante una multitudinaria misa en la catedral de la Almudena de Madrid. 

"No se dejen intimidar por un entorno en el que se pretende excluir a Dios y en el que el poder, el tener o el placer a menudo son los principales criterios por los que se rige la existencia", afirmó el Santo Padre durante su homilía ante unos 6.000 seminaristas que acudieron al templo madrileño, resaltó AFP. 

"Puede que os menosprecien, como se suele hacer con quienes evocan metas más altas o desenmascaran los ídolos ante los que hoy muchos se postran. Será entonces cuando una vida hondamente enraizada en Cristo se muestre realmente como una novedad y atraiga con fuerza a quienes de veras buscan a Dios, la verdad y la justicia", añadió Benedicto XVI. 

El Papa, que llegó a la catedral de la Almudena tras confesar a cuatro peregrinos participantes en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), aprovechó su intervención ante miles de seminaristas para volver a defender el celibato. 

"Su corazón ha de ir madurando en el Seminario, estando totalmente a disposición del Maestro. Esta disponibilidad, que es don del Espíritu Santo, es la que inspira la decisión de vivir el celibato por el Reino de los cielos, el desprendimiento de los bienes de la tierra, la austeridad de vida y la obediencia sincera y sin disimulo", añadió el Santo Padre. 

El papa Benedicto XVI ofició esta misa en la Catedral de la Almudena, consagrada por su predecesor Juan Pablo II, ante miles de seminaristas, muchos de los cuales siguieron la ceremonia desde el exterior, en la explanada que se extiende entre la entrada al templo y el Palacio Real de la capital española. 

Tras la ceremonia, en la que anunció su intención de proclamar doctor de la Iglesia al santo español Juan de Avila, el Pontífice se dirigió en el papamóvil a la residencia del cardenal-arzobispo de Madrid para un almuerzo, antes de que en la tarde tenga el acto central del día con una vigilia de oración con miles de jóvenes en el aeródromo de Cuatrovientos, en las afueras de Madrid.

lunes, 20 de junio de 2011

Seminaristas de Montevideo en quincenario "Entre todos".

Celebración fraterna de seminaristas.


Invitados por el novel presbitero Sebastián Pinazzo, los once seminaristas de la Arquidiócesis, tuvieron el pasado jueves 2 de junio, un lindo momento de celebración fraterna, con motivo de la ordenación sacerdotal de Sebastián. Precedido de un aperitivo, compartieron la cena en medio de anécdotas y chanzas.
Si bien no se pasó lista de los asistentes, el cronista y fotógrafo de ENTRE TODOS, anotó los asistentes, que aquí van:
- Luis Ferrés (Curso Introductorio).
- Sebastián Amoedo (Curso Introductorio).
- Mauricio Cabral (2do. De Filosofía).
- Gregory Núñez ( 1º de Teología.)
- Mathías Soiza (1º de Teología).
- Ariel Cifuentes (2º de Teología).
- Leonardo Vernazza (2º de Teología).
- Álvaro Rodríguez (3º de Teología).
- Dante Araújo ( 3º de Teología).
- Ricardo Villaba (3º de Teología).
- Mauro Fernández (4º de Teología).
Luego de la cena, se presenció el partido entre Vélez Sarfield y Peñarol en el Amalfitani, donde, si bien no todos eran hinchas aurinegros, se escucharon tres gritos de alegría: en el gol de Peñarol, en el penal marrado por el Tanque Silva y en el pitazo final del árbitro que indicaba la clasificación de los aurinegros para la final con el Santos.

Fuente: Entre todos.

martes, 7 de junio de 2011

Ordenación Diaconal de Fernando Perera.


El sábado 7 de mayo, en la ciudad de Trinidad fue ordenado diácono al servicio de la Iglesia que peregrina en San José y Flores el seminarista Fernando Perera.

Fernando realizó su formación en nuestro Seminario y a la vez fue participando pastoralmente en distintas comunidades de la Diócesis de San José de Mayo, a la que pertenece. Estuvo cuatro años seguidos en la parroquia Nuestra Señora de Luján en Trinidad, por eso ese fue el lugar que eligió para su ordenación diaconal.

La templada tarde fue el marco perfecto para la ordenación, con poco sol, pero no muy fresca. En la canchita detrás del templo parroquial fue armado un hermoso Altar y se preparó el lugar con muchas sillas. Una media hora antes de la celebración estaban ocupadas todas las sillas. La celebración contó con la presencia de un poco más de 400 personas.

En la el comienzo de la liturgia de ordenación, el Padre Marco Antonio Jorquera, su actual párroco, lo presentó y pidió la ordenación al Obispo: “según el parecer de quienes lo conocen y presentan, después de consultar al pueblo cristiano, doy testimonio que ha sido considerado digno para el orden de los diáconos”

En la homilía, hablándole particularmente a Fernando, el Obispo dio gracias a Dios por su vocación, al igual que el sí de tantos sacerdotes, religiosos y religiosas presentes: “…agradecer a Dios que te llamó, porque toda vocación es don de Dios, es inmerecida, siempre nos queda grande, Dios no elige capaces, sino que capacita a los elegidos, porque nos elige nos capacita para la misión”, dijo el Obispo.

Casi al final de la hermosa y animada celebración (que preparó y animó en los ministerios del altar y en la música nuestro seminario), Fernando agradeció la presencia de todos, muy emocionado donde destacó fundamentalmente a su familia: “gracias Padre por la vida y por todos aquellos a quienes vas poniendo en mi camino, a mi familia, un tesoro donde elegiste que naciera con el amor de mi gente”. Se emocionó mucho al hablar de su hermana Laura, a la que calificó como “su segunda madre” y ante su emoción, un aplauso espontáneo de toda la gente.

Queremos destacar su cercanía con los jóvenes durante todo su proceso de formación, lo que hizo que en dicha celebración estuvieran presentes muchos de los que él ha acompañado en la Pastoral Juvenil de la diócesis. En los agradecimientos les decía: “Gurises, mil gracias por todo lo compartido, han sido una pasión pastoral el estar junto a ustedes, sigan apostando por confiarle la vida a Jesús, su proyecto es su felicidad, elegir vivir es vivir con Él como garante y compañero, tienen mucho para dar…, jóvenes lo que hemos visto, vivido y oído no lo podemos callar, callar es apagarnos, acomodarnos, bajar los brazos, la experiencia rica de la intimidad con Jesús y la experiencia con otros es lo que están llamados a vivir como amigos de él, no lo callen en sus vidas nunca, ni tampoco en sus corazones… pongan todo en sus manos”.

Finalizada la Misa, en la que lo acompañó también todo el presbiterio diocesano y algunos sacerdotes amigos, entre ellos salesianos y oblatos, se compartió un brindis en el patio de la Parroquia y un video, creado por los jóvenes, que, a modo de biografía, iba repasando la vida del nuevo Diácono de 27 años.

Gentileza del seminarista Andrés Paredes.

Campeonato de Fútbol en Domingo Savio.



Se realizó el pasado viernes 3 de junio un encuentro deportivo, en las canchas del colegio Domingo Savio.
Allí estuvieron presentes los integrantes de las distintas casas formativas, que concurren a la facultad de Teología. Participaron: los Salesianos, los Carmelitas, los Neocatecumenales y el Clero Diocesano.
En este evento salieron vencedores los Carmelitas, que nuevamente se quedaron con la copa, pero más allá de eso, lo que se quiso fue promover un espacio de encuentro y de intercambio fraterno, donde pudiésemos dispersarnos y divertirnos juntos antes de los exámenes.
Al finalizar hicimos un compartir, para el cual, cada casa se preocupó por llevar algo rico para reponer energías.
Finalizado el fútbol nos regresamos,  apenados por no haber vencido, pero contentos por haber podido participar de una instancia tan agradable y formativa, que lo que intenta es fomentar el diálogo y la relación entre los formandos de las distintas casas de formación. 

Gentileza del seminarista Nicolás Abreu.

martes, 31 de mayo de 2011

Ordenación sacerdotal de Sebastián Pinazzo III.

Homenaje de las Ordenaciones.
Por P. Enrique Passadore de Entre todos.

El tan ansiado (y trabajosamente preparado) domingo 15 de mayo, llegó luminoso, con sol refulgente, cuyos rayos temprano en la mañana entibiaban el espacio geográfico del cruce de Bulevar Artigas con Avda. Italia y 8 de octubre, donde se levanta la Cruz del Papa y el Monumento a Juan Pablo II. 
Lentamente la gente de nuestras comunidades de las parroquias y capillas donde peregrina el pueblo de Dios en nuestra ciudad, fue confluyendo para la celebración eucarística, para ser testigos y partícipes de las ordenaciones diaconales y sacerdotales de nuestros hermanos y de un sencillo, pero sentido, homenaje a nuestro querido Beato Juan Pablo II.
El aire era de fiesta, visible en los rostros y actitudes de los fieles, que saludaron el ingreso de los concelebrantes y ordenandos que emergieron del Santuario del Señor Resucitado bajo el humo del incienso, y los acordes de un afiatado conjunto musical de jóvenes.
La tarima levantada a los pies del monumento, con las alfombras, un sencillo, aunque artístico, altar de madera, el cirio pascual, la imagencita de la Virgen de los Treinta y Tres y una hermosa decoración floral en tonos blanco y amarillo, concentraba la mirada de todos poniendo un verdadero toque de fiesta.
Presidía la concelebración el Cardenal Marc Ouellet, teniendo a su flanco a nuestro Pastor, Mons. Nicolás Cotugno, al Sr. Nucio Apostólico, Mons. Anselmo Pecorari y a los demás concelebrantes: Mons. Roberto Cáceres, Mons. Orlando Romero, Mons. Raúl Scarrone, Mons. Milton Tróccoli, Mons. Pablo Galimberti,
Mons. Rodolfo Wirz, el Inspector de los Salesianos, P. Daniel Sturla, el Rector del Seminario “Redemptoris Mater”, Pbro. Fernando Lema y el Pbro. Jorge Techera. Los Maestros de Ceremonias fueron el Pbro. Ernesto Diano, el P. Daniel Costa sdb y el Prof. Ramón Cuadra. Arriba, a un costado, estaban quienes iban a ser ordenados, con los nervios y la emoción bien visibles (¡sus rostros no mentían!) Debajo del estrado a derecha y a izquierda, más de cien sacerdotes a “cor unum”.
Corriendo la vista pudimos calcular -como hace Kessman al mirar las tribunas del Centenario- una multitud de más de 5 mil personas que desbordaron las sillas puestas.
La homilía del Cardenal, en fluído e impecable español, fue seguida con profunda atención, calando sus palabras en el alma de todos. Y tuvo una particular emoción el momento de las ordenaciones, que dicho sea de
paso, ENTRE TODOS pudo captar de cerca con su cámara fotogrática NIKON.
Las letanías de los Santos, con la postración de los ordenandos, resonaron fuerte y el momento de la imposición de manos fue seguido con un profundo silencio. Luego se dió la nota simpática de la entrega de las estolas y las dalmáticas a los diáconos, así como las casullas a los nuevos presbíteros. Notamos la indisimulada emoción de los hermanos (uno sacerdote y el otro, laico) y de una hermana, del P. Ángel Martinez Puche, venidos especialmente desde España.
Las comuniones fueron distribuidas por sacerdotes que recorrieron la asamblea, portando el Pan de Vida.
Hacia el final, Mons. Nicolás Cotugno bendijo la placa de homenaje a Juan Pablo II que sería colocada a los pies de su Monumento. Entre la multitud vimos agitarse las banderas de Polonia, portadas por la comunidad
polaca residente en Uruguay.
Previo a la procesión de salida, Don Nicolás, pidió al Cardenal Oullet, una “licencia litúrgica” para posar para nuestra cámara como recuerdo
del momento.
Aunque pueda sonar a “frase hecha”, lo cierto es que la celebración del domingo 15 de mayo en Tres Cruces, nos “llenó los pulmones del alma”.

Primeras 10.000 visitas.

A más de un año del inicio de nuestro blog, celebramos las primeras diez mil visitas, y les detallamos cuáles han sido las preferencias de nuestros visitantes.


Entradas más vistas:


Vigilia vocacional: esquema para la adoración eucarística: 393 visitas.
Cartelera de la V semana de Cuaresma: 295 visitas.






















Documento de Aparecida "on line": 278 visitas.
Entre todos: fiesta del Cura de Ars: 257 visitas.
















Afiche-invitación a la Vigilia vocacional: 221 visitas. 






















Páginas más visitadas:


Comunidades 2011: 357 visitas.
Testimonios vocacionales: 324 visitas.
Proyecto formativo: 254 visitas.
Mensaje del Rector: 194 visitas.
Historia: 127 visitas.


Países que nos aportaron más visitas:



Uruguay
4.166
Colombia
976
Argentina
886
México
775
España
632
Perú
366
Venezuela
277
Estados Unidos
239
Chile
178
Costa Rica
129


Agradecemos a nuestros visitantes y a todos los que colaboraron y colaboran para mantener este espacio en la web; que siga siendo una oportunidad para tender un puente con todos.