De nuestros estatutos.

El Seminario Mayor Interdiocesano "Cristo Rey", situado en Montevideo, Uruguay, es una comunidad humana, eclesial y educativa a la que la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) le ha confiado la tarea de formar a los futuros pastores del pueblo de Dios (cf. PDV 60-61; OT 4).
Fue erigido el 21 de febrero de 1880 por el Siervo de Dios Mons. Jacinto Vera, primer Obispo del Uruguay.
La finalidad de este Seminario es la formación integral de los futuros pastores de las Iglesias locales del país.

martes, 31 de mayo de 2011

Ordenación sacerdotal de Sebastián Pinazzo III.

Homenaje de las Ordenaciones.
Por P. Enrique Passadore de Entre todos.

El tan ansiado (y trabajosamente preparado) domingo 15 de mayo, llegó luminoso, con sol refulgente, cuyos rayos temprano en la mañana entibiaban el espacio geográfico del cruce de Bulevar Artigas con Avda. Italia y 8 de octubre, donde se levanta la Cruz del Papa y el Monumento a Juan Pablo II. 
Lentamente la gente de nuestras comunidades de las parroquias y capillas donde peregrina el pueblo de Dios en nuestra ciudad, fue confluyendo para la celebración eucarística, para ser testigos y partícipes de las ordenaciones diaconales y sacerdotales de nuestros hermanos y de un sencillo, pero sentido, homenaje a nuestro querido Beato Juan Pablo II.
El aire era de fiesta, visible en los rostros y actitudes de los fieles, que saludaron el ingreso de los concelebrantes y ordenandos que emergieron del Santuario del Señor Resucitado bajo el humo del incienso, y los acordes de un afiatado conjunto musical de jóvenes.
La tarima levantada a los pies del monumento, con las alfombras, un sencillo, aunque artístico, altar de madera, el cirio pascual, la imagencita de la Virgen de los Treinta y Tres y una hermosa decoración floral en tonos blanco y amarillo, concentraba la mirada de todos poniendo un verdadero toque de fiesta.
Presidía la concelebración el Cardenal Marc Ouellet, teniendo a su flanco a nuestro Pastor, Mons. Nicolás Cotugno, al Sr. Nucio Apostólico, Mons. Anselmo Pecorari y a los demás concelebrantes: Mons. Roberto Cáceres, Mons. Orlando Romero, Mons. Raúl Scarrone, Mons. Milton Tróccoli, Mons. Pablo Galimberti,
Mons. Rodolfo Wirz, el Inspector de los Salesianos, P. Daniel Sturla, el Rector del Seminario “Redemptoris Mater”, Pbro. Fernando Lema y el Pbro. Jorge Techera. Los Maestros de Ceremonias fueron el Pbro. Ernesto Diano, el P. Daniel Costa sdb y el Prof. Ramón Cuadra. Arriba, a un costado, estaban quienes iban a ser ordenados, con los nervios y la emoción bien visibles (¡sus rostros no mentían!) Debajo del estrado a derecha y a izquierda, más de cien sacerdotes a “cor unum”.
Corriendo la vista pudimos calcular -como hace Kessman al mirar las tribunas del Centenario- una multitud de más de 5 mil personas que desbordaron las sillas puestas.
La homilía del Cardenal, en fluído e impecable español, fue seguida con profunda atención, calando sus palabras en el alma de todos. Y tuvo una particular emoción el momento de las ordenaciones, que dicho sea de
paso, ENTRE TODOS pudo captar de cerca con su cámara fotogrática NIKON.
Las letanías de los Santos, con la postración de los ordenandos, resonaron fuerte y el momento de la imposición de manos fue seguido con un profundo silencio. Luego se dió la nota simpática de la entrega de las estolas y las dalmáticas a los diáconos, así como las casullas a los nuevos presbíteros. Notamos la indisimulada emoción de los hermanos (uno sacerdote y el otro, laico) y de una hermana, del P. Ángel Martinez Puche, venidos especialmente desde España.
Las comuniones fueron distribuidas por sacerdotes que recorrieron la asamblea, portando el Pan de Vida.
Hacia el final, Mons. Nicolás Cotugno bendijo la placa de homenaje a Juan Pablo II que sería colocada a los pies de su Monumento. Entre la multitud vimos agitarse las banderas de Polonia, portadas por la comunidad
polaca residente en Uruguay.
Previo a la procesión de salida, Don Nicolás, pidió al Cardenal Oullet, una “licencia litúrgica” para posar para nuestra cámara como recuerdo
del momento.
Aunque pueda sonar a “frase hecha”, lo cierto es que la celebración del domingo 15 de mayo en Tres Cruces, nos “llenó los pulmones del alma”.

Primeras 10.000 visitas.

A más de un año del inicio de nuestro blog, celebramos las primeras diez mil visitas, y les detallamos cuáles han sido las preferencias de nuestros visitantes.


Entradas más vistas:


Vigilia vocacional: esquema para la adoración eucarística: 393 visitas.
Cartelera de la V semana de Cuaresma: 295 visitas.






















Documento de Aparecida "on line": 278 visitas.
Entre todos: fiesta del Cura de Ars: 257 visitas.
















Afiche-invitación a la Vigilia vocacional: 221 visitas. 






















Páginas más visitadas:


Comunidades 2011: 357 visitas.
Testimonios vocacionales: 324 visitas.
Proyecto formativo: 254 visitas.
Mensaje del Rector: 194 visitas.
Historia: 127 visitas.


Países que nos aportaron más visitas:



Uruguay
4.166
Colombia
976
Argentina
886
México
775
España
632
Perú
366
Venezuela
277
Estados Unidos
239
Chile
178
Costa Rica
129


Agradecemos a nuestros visitantes y a todos los que colaboraron y colaboran para mantener este espacio en la web; que siga siendo una oportunidad para tender un puente con todos.

martes, 24 de mayo de 2011

Nos visita Mons. Alberto Sanguinetti.


"Que en el día de su cumpleaños, un seminarista reciba la visita de su obispo para celebrar con él, no es algo común", fueron las palabras con las que iniciamos la Eucaristía. Es que en el día del cumpleaños de nuestro hermano Enrique, nos visitó su obispo, Mons. Alberto Sanguinetti, que además de la Eucaristía compartió con nosotros la cena y un posterior ágape. Además, el obispo de Canelones, aprovechó la ocasión para compartir un momento con sus seminaristas.
Saludamos a Enrique y a su comunidad  de Introductorio, "María de Nazareth", a la vez que los encomendamos en nuestra oración, para que el Señor les regale gracia necesaria para seguir siendo fieles al llamado que les regaló.

jueves, 19 de mayo de 2011

Jornada de oración por las Vocaciones.

Jornada de Oración por las Vocaciones: el Papa afirma que seguir a Cristo requiere compromiso y dedicación y la propuesta de seguirle, dando la propia vida, puede parecer demasiado difícil





Domingo, 15 may (RV).- “Que cada iglesia local sea cada vez más sensible y atenta a la pastoral de las vocaciones, educando a diversos niveles, familiar parroquial y asociativo especialmente a los jóvenes”. Lo escribe el Papa en su Mensaje para la 48 ª Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, que se celebrará hoy en todo el mundo. Detrás de cada vocación al sacerdocio o a la vida consagrada hay un coloquio íntimo y personal con Jesús, un contacto constante con Él. Pero sobre todo, subraya Benedicto XVI, existe la oración de las familias, de las parroquias, de toda la comunidad. Incluso Jesús como nos cuentan las páginas del Evangelio, -afirma el Santo Padre- antes de llamar a sus discípulos a seguirlo, pasa la noche rezando, se pone a la escucha para conocer la voluntad del Padre”.

"Es una propuesta, comprometida y exaltante, la que el Señor hace a los que dice: “Sígueme”, afirma el Pontífice, en el Mensaje para la Jornada Mundial de oración por las Vocaciones”. “Con esta palabra, -señala-, les invita a entrar en su amistad", pero sobre todo los insta a salir, "más allá de su voluntad cerrada, para sumergirse en otra, la de Dios". También hoy, escribe el Santo Padre, seguir a Cristo requiere compromiso y dedicación, especialmente cuando otras voces parecen sofocar y acallar la voz del Señor, y la propuesta de seguirle, dando la propia vida, puede parecer demasiado difícil.

Por ello, escribe el Papa, “es necesario alentar y sostener a aquellos que muestran claros signos a la llamada a la vida sacerdotal y a la vida religiosa”. De ahí la exhortación a todas la iglesias locales, para que sean “más atentas y sensibles en el cuidado pastoral de las vocaciones, en la educación de los niños y a las niñas a cultivar la amistad con Dios y a hacerles comprender que la adhesión al plan del Señor no aniquila o destruye a la persona, sino que al contrario, la enriquece”. 

lunes, 16 de mayo de 2011

Ordenación sacerdotal de Sebastián Pinazzo II.

MISA. 7.000 PERSONAS RECORDARON AL PAPA BEATO

Como en 1987 Juan Pablo II reunió a  miles en Tres Cruces

Ayer se realizó en Tres Cruces una misa en recuerdo al papa Juan Pablo II, recientemente beatificado por el Vaticano. Cotugno volvió a aludir a la Caducidad: pidió que la justicia no traiga venganza.

Ceremonia. Con la modernidad de Tres Cruces de fondo, la Iglesia Católica recordó al Papa peregrino.
C
Una misa multitudinaria se realizó ayer en Tres Cruces para recordar a Juan Pablo II. Además, en la celebración de la misa por el Papa polaco, recientemente beatificado, fueron ordenados diáconos (en camino al sacerdocio) Emanuel Baigorria, Alejandro Molina, Javier Peralta y José Manuel Villanueva. Asimismo, recibieron la orden de sacerdote los diáconos Angel Martínez, Gabriel Palumbo y Sebastián Pinazzo. El arzobispo de Montevideo, Nicolás Cotugno, dijo que "la Iglesia recibe a estos diáconos con alegría" ya que "siempre hacen falta nuevas manos".
Durante la ceremonia, que reunió a 7.000 personas, se hizo público que un uruguayo fue elegido por el papa Benedicto XVI como secretario de la Pontificia Comisión para América Latina. El cardenal canadiense Marc Ouellet, colaborador directo de Benedicto XVI, confirmó la noticia a la comunidad católica. El profesor Guzmán Carriquiry recibió directamente del papa Benedicto XVI el anuncio de que desempeñará el cargo, explicaron ayer fuentes de la Iglesia Católica a LA REPÚBLICA.
Según la Conferencia Episcopal Uruguaya, el nombramiento se efectuó en el mediodía del sábado, hora de Roma.
Carriquiry, según un comunicado interno de la Conferencia Episcopal, se desempeña como subsecretario del Pontificio Consejo para Laicos. Nació en Montevideo el 20 de abril de 1944, es casado, tiene cuatro hijos y ocho nietos. Además, fue dirigente de la Juventud Estudiantil y Universitaria Católica, primero en Uruguay y después a nivel latinoamericano. Ocupó en el episcopado uruguayo el cargo de director del Centro de Comunicaciones Sociales. Colabora con la Santa Sede desde hace unos 40 años. Es el laico que ostenta el cargo de mayor jerarquía en la Curia Romana.
Según la Conferencia Episcopal Uruguaya, la Pontificia Comisión para América Latina (CAL) fue constituida por el papa Pío XII el 21 de abril de 1958 y tiene el cometido de colaborar con las necesidades humanas y materiales de las iglesias más necesitadas de la región.

Ordenación sacerdotal de Sebastián Pinazzo.

Misa a cielo abierto celebró beatificación de Juan Pablo II

Religión. Miles de fieles oyeron al cardenal Marc Ouillet.

Las virtudes del papa Juan Pablo II como comunicador impresionaron al mundo, dijo ayer el Cardenal Marc Ouellet, número tres del Vaticano y estrecho colaborador del papa Benedicto XVI, en una misa campal celebrada en Tres Cruces.

Ante miles de personas, ayer desde las 10 de la mañana Ouellet -Prefecto de la Congregación para los Obispos y presidente de la Pontificia Comisión para América Latina- presidió la misa en honor al papa Juan Pablo II, quien fue beatificado por el papa Benedicto XVI el 1° de mayo. Un proceso que se cumplió en tiempo récord: apenas seis años y 30 días después de su muerte, ocurrida el 2 de abril de 2005.
La beatificación es el paso previo a la canonización, cuando la Iglesia declara que una persona vivió de modo heroico las virtudes cristianas y es santa. El proceso comienza con la citación de testigos para que den fe de cómo vivía, bases sobre las que se juzgará su desempeño como Siervo de Dios, de acuerdo con los canones de la Iglesia.
El estrado desde donde se realizó la celebración eucarística estuvo ubicado en Avenida Italia y Bulevar Artigas, donde se erige la cruz que recuerda las visitas del papa Juan Pablo II a Uruguay, en 1987 y 1988, y donde celebró su primera misa en el país.
Debido a esta misa campal, el tránsito en la zona fue cortado y la interrupción persistió hasta la tarde, cuando comenzó a desmantelarse el escenario. El desvío de la circulación vehicular, además, provocó el cambio en el recorrido de varias líneas de ómnibus en esa zona de Tres Cruces.
El cardenal canadiense, que presidió la misa, se encuentra en Uruguay en el marco de La XXXIII Asamblea general del Consejo Episcopal Latinoamericano, de la que participan cardenales y obispos de América Latina y el Caribe, que empieza hoy y va hasta el 20 de mayo.
Esa reunión plenaria se hace cada cuatro años en un país del continente. Esta es la primera vez que se celebra en Uruguay.
Ouellet indicó que Juan Pablo II "dejó en todas partes un testimonio de buen pastor" y fue un "hombre consagrado a su ministerio, un peregrino que recorrió el planeta llevando el mensaje de Cristo".
Durante la misa campal de ayer también fueron ordenados tres sacerdotes y cuatro diáconos en camino al sacerdocio.
Entre los fieles que escucharon la celebración hubo gran emoción, muchos llegaron a las lágrimas. En el evento religioso se escuchó música coral y guitarras a cargo de ex alumnos salesianos.
No sólo en Montevideo celebraron la beatificación del papa Juan Pablo II. También lo hicieron fieles en otros puntos del país, como en las capitales departamentales de Cerro Largo y de Salto, ciudades que también fueron visitadas por el papa, fallecido a los 84 años de edad.
En la recordada homilía en la explanada de Tres Cruces, el 1° de abril de 1987, Juan Pablo II dijo: "Aquí, a la sombra de la cruz imponente que preside este altar, sobre el que vamos a renovar de forma sacramental el Sacrificio redentor de Jesucristo en el Calvario, quiero desear a todos los presentes, y a todos los uruguayos, al norte y al sur del Río Negro, en cada uno de sus 19 departamentos, mi afectuoso saludo en el Señor: ¡Gracia y paz a la Iglesia de Dios que está en Uruguay!", dijo en un pasaje el sumo pontífice.

Ordenación Diaconal de Fernando Romero.

“Proclama mi alma la grandeza del Señor”.

El pasado  domingo 20 de marzo, en la Parroquia San Pedro de la ciudad de Durazno, por la imposición de manos de Monseñor  Martín Pérez Scrimini, fue ordenado Diácono para la Diócesis de Florida-Durazno, Pedro Fernando Romero Rodríguez, oriundo de la localidad de Capilla del Sauce, departamento de Florida.
Sin lugar a dudas, una verdadera fiesta Diocesana, ya que, desde hace muchos años no había en la Diócesis una  ordenación de un seminarista uruguayo.
Con la presencia de Mons. Raúl Scarrone, el párroco Hernando Velásquez, otros Sacerdotes,  los padres de Fernando, su  hermana, su cuñado y sus  dos sobrinos, Julieta y Mateo, otros familiares, amigos, compañeros de Seminario y  diferentes representantes de otras comunidades de la Diócesis, compartimos momentos muy emotivos.
Uno de ellos: la entrega de una ofrenda de flores  a la Virgen de los 33, presentada por Fernando,  su hermana,  su cuñado y sus  sobrinos, en acción de gracias por el regalo de la vocación, y de su cercanía a lo largo de todo su proceso Vocacional.
Luego de la celebración, la comunidad  organizo un ágape, en el patio del Colegio, de los Hermanos Maristas, donde todos compartimos con Fernando la alegría de su ordenación.

Pedimos las disculpas del caso por el atraso en la publicación de esta noticia y agradecemos el gentil aporte de Ariel Cifuentes en su redacción y Mathías Soiza por la foto.