De nuestros estatutos.

El Seminario Mayor Interdiocesano "Cristo Rey", situado en Montevideo, Uruguay, es una comunidad humana, eclesial y educativa a la que la Conferencia Episcopal del Uruguay (CEU) le ha confiado la tarea de formar a los futuros pastores del pueblo de Dios (cf. PDV 60-61; OT 4).
Fue erigido el 21 de febrero de 1880 por el Siervo de Dios Mons. Jacinto Vera, primer Obispo del Uruguay.
La finalidad de este Seminario es la formación integral de los futuros pastores de las Iglesias locales del país.

sábado, 23 de febrero de 2013

Testimonio sobre la peregrinación a la Virgen del Verdún.


Cada comienzo de año, la comunidad del seminario le ofrece a Dios por intercesión de María la vocación de cada uno de quienes lo integran, para que Ella como Nuestra Madre y Fiel discípula de Su Hijo nos ayude a fortalecer y hacer crecer nuestra relación con Él, Cristo Nuestro Maestro.

Es así que el pasado domingo, 17 de febrero del 2013, peregrinamos hacia Minas, Uruguay, donde se encuentra el cerro donde se venera la imagen de Nuestra Señora del Verdún. Partimos desde el seminario a las 7:30 de la mañana junto a nuestro nuevo Rector Mons. Milton Tróccoli y los formadores Fredy Pérez y Luis Eduardo González.  Al momento de partir se podía percibir el entusiasmo de todos nosotros, agradecidos por el día que íbamos a compartir juntos, tanto la nueva comunidad de Introductorio, como las comunidades de Filosofía y Teología. 

Al llegar a Minas nos dirigimos en primer lugar a la Catedral de Minas, donde celebramos la Eucaristía a las 10 de la mañana. La misma fue presidida por Mons. Jaime Fuentes, obispo de dicha diócesis, a quién agradecemos su amabilidad. Como cada Misa, ésta fue muy especial para nosotros ya que pudimos fortalecer nuestra comunión con Cristo y con toda la Iglesia. La celebración se vivió en un clima de oración, acción de gracias y adoración a Jesucristo, Sacerdote Eterno, Quién nos invita a configurarnos con Él.

Culminada la Eucaristía nos dirigimos hacia el Cerro del Verdún, al que ascendimos a pie fortalecidos por el rezo del Rosario. A través de esta sencilla y profunda oración María nos guiaba en la contemplación del Misterio de Dios. Luego del esfuerzo por subir hasta la cima, recibimos un gran regalo ya que pudimos contemplar al Creador en Su Creación con la hermosa vista que se nos ofrecía. Y allí mismo, frente a la imagen de Nuestra Señora del Verdún,  dimos gracias a la Virgen y a Dios por las gracias derramadas sobre nosotros y ofrecimos todo lo que está por venir. Luego, cada comunidad se tomó algunas fotos como recuerdo de tan lindo acontecimiento.

Luego de descender, alrededor del mediodía, empezamos a preparar el asado, una de las comidas tradicionales de nuestra patria. Y mientras tanto compartíamos charlas y juegos, en un ambiente de mucha paz. Almorzamos agradeciendo a Dios Quién siempre nos provee de lo que necesitamos, y luego de acomodar las cosas partimos de vuelta hacia el seminario.

Sin lugar a dudas fue un compartir que nos enriqueció a todos, tanto espiritual como comunitariamente, en nuestra formación como discípulos del Señor Jesús. Le damos gracias a Dios y a la Vírgen por tantas gracias que nos regala y oramos para que todos podamos vivir alegres en comunión con Dios y con nuestros hermanos. 


viernes, 22 de febrero de 2013

Ejercicios espirituales.


Entre el lunes 18 y el viernes 23 de febrero realizamos ejercicios espirituales, que fueron predicados por Mons. Arturo Fajardo, obispo de San José.

En un clima de silencio que favoreció a todos, meditamos en torno al camino de los discípulos en los evangelios de Marcos y Lucas, complementados con reflexiones desarrolladas por Mons. Fajardo en su experiencia espiritual y pastoral. Tuvimos con él también algunas charlas temáticas, sobre la asedia o aridez espiritual, el celibato y otros consejos para realizar bien los ejercicios.

Tener estos ejercicios al inicio de nuestro año formativo es de suma importancia, ya que tratamos de escuchar lo que la Voluntad del Señor quiere decirnos a cada uno, poner en sus manos las vivencias de las vacaciones, las preocupaciones y proyectos, pero fundamentalmente, encontrarnos con Él.
Haga click aquí para ver más imágenes.


Peregrinación al Cerro del Verdún.


Después de haber iniciado el año formativo celebrando juntos el Miércoles de Ceniza, dedicamos el jueves a preparar la casa, limpiando y ordenando, para recibir a los hermanos que ingresaban al Introductorio al día siguiente. El sábado lo dedicamos a la planificación del año y la distribución de servicios.

Habiéndonos organizado, tanto a nosotros, como a nuestras fechas, y nuestra casa, partimos el domingo hacia Minas, para poner nuestro año en manos de nuestra Madre (se ha hecho tradición iniciar el año con la visita a la Virgen bajo la advocación de Nuestra Señora de Lourdes en Montevideo, o Nuestra Señora del Verdún en Minas, y finalizarlo peregrinando al santuario de  Nuestra Señora de los Treinta y Tres, Patrona de nuestra Patria, en Florida).

En la Catedral de Minas nos recibió Mons. Jaime Fuentes, obispo de dicha diócesis y junto a él celebramos la eucaristía. Posteriormente peregrinamos al Cerro del Verdún, santuario mariano de tan alta importancia para la piedad popular. Ascendimos rezando el Rosario, que fue culminado con la oración de Mons. Milton Tróccoli, nuestro rector, poniendo nuestro año bajo la protección de la Virgen. Luego de descender compartimos un asado y un lindo momento de fraternidad. 

Finalizamos así los cinco días antes de los ejercicios espirituales en un clima de alegría y en la  esperanza de vivir un año que en estos pocos días ya se mostró muy prometedor.  
Haga click aquí para ver más imágenes.


sábado, 16 de febrero de 2013

Inicio del año formativo 2013, Año de la Fe.

El pasado 13 de febrero, Miércoles de ceniza, comenzamos las actividades en nuestro Seminario Interdiocesano. 
Junto a los seminaristas procedentes de años anteriores, se reintegraron aquellos que realizaron “año pastoral” en el 2012 en sus respectivas diócesis (de quienes pronto ofreceremos su testimonio), y se le dio la bienvenida a seis seminaristas procedentes de la Fraternidad Contemplativa María de Nazareth (de quienes también tendremos una presentación tanto personal como de la Fraternidad).
El Arzobispo de Montevideo, Mons. Nicolás Cotugno sdb; el Obispo auxiliar de Montevideo, Mons. Daniel Sturla sdb; el obispo emérito de Florida, Mons. Raúl Scarrone; y el P. Gastón Núñez; nuestro Rector -también obispo auxiliar de Montevideo- Mons. Milton Tróccoli, los Formadores, P. Fredy Pérez, P. Luis Eduardo González; y los seminaristas, celebraron la Eucaristía dando inicio a un nuevo año formativo. 
Vivimos un inicio diferente, marcado por el cambio en el equipo de Formadores, el ingreso de doce seminaristas “nuevos” (contando entre ellos a los seis que ingresaron al Introductorio el pasado viernes), el reintegro de quienes participaron del año pastoral, todo lo cual derivó en una sensación de renovación, de esperanza y alegría. 
Ponemos en manos de Dios Padre este año, para que “nos siga hablando al corazón”, modelándonos a imagen de su Hijo -el Buen Pastor- y guiándonos con su Espíritu. Desde ya agradecemos la oración de todos, que ayuda a sostener nuestra vocación.